jueves, mayo 04, 2006

En cruces bebo cacaolat, ¡juas juas!...

Juas juas, eso digo yo. Dios, si no fuera porque en la blogosfera encuentro apoyo me replantearía fundar mi propio pueblo ¡con casinos, y furcias! Aunque me haya resistido hasta ahora, esta vez me voy a apuntar a criticar al botellón de las narices y a las cruces. Lo siento mucho, pero al ver cómo llovía hoy me he alegrado pensando en que el agua alejaría a los botellones y limpiaría las meadas. Me han gustado las dos entradas de Antonio sobre el tema: La Solución Cattetto (I) y La Solución Cattetto (II). Además, no me habría lanzado a publicar de no haber leído esta tarde los espectaculares comentarios que recogían los periodistas del imperio Prisa: "Aprende Gallardón, queremos botellón", "las fiestas de la cruz las conoce todo el mundo en Madrid y en toda España, nosotros llevamos un mes esperando este momento", y otros grandes éxitos. En fin, la foto de arriba lo dice todo (la subo porque no aparece en la edición digital). Feliz salud mental chicas tintín de visita por granada.

Mientras tanto, me alegra ver el éxito del MayDay en Sevilla. Aunque no estuve allí, me tocó pringar de reportero virtual en Indymedia-estrecho e ir anotando los mensajes y llamadas con información. No os perdáis el vídeo (y todo lo demás) en http://maydaysur.org/.

Corte Inglés

1 comentario:

antoniocasas dijo...

Valencia la playa de Madrid, y Granada el botellódromo de Madrid...

Tristísimo!!!

Pero el Alcalde cateto no se saldrá con la suya, la cultura y la inteligencia triunfarán!