jueves, julio 12, 2007

Master of puppets


Cementerio de Arlington, originally uploaded by Javi S&M.

Los Suaves - Ourense-Bosnia

Su nombre era Isaac,
sus cabellos largos,
y su vida aún muy corta.
Veinte años, sólo veinte,
amigos, trabajo,
familia, ilusión,
las lágrimas vivían lejos
¿Qué país es ese?
¿en qué mapa está? No importa.
Le arrancaron de su casa
y el mal sueño
sin saber cómo, empezó.

Toques de trompetas,.
banderas, redobles de tambores,
uniformes y estrellas.
Le afeitaron la cabeza,
le dieron bombas, un fusil.
"Vas en misión de paz".
Tras cada soldado
hay una mujer.
Mientras la tierra da vueltas
no hay guerra sin muertos
las armas se hacen
sólo para matar.

Batallón número tres
"Marca el paso ¡Torpe!".
Compañía "D", quinta brigada.
En la tumba de su boca
su lengua yace muerta
las granadas estallan.
Así es como a Asunción
le quitaron a su hijo.
Su vida es vida de nada
un trozo de latón
una calle con su nombre
y un sucio telegrama.

¿Alguna vez ha vuelto alguien
de entre los muertos?
Y dijo: "Mira allí estoy contento.
Riéndome estoy en una tumba extraña
por salvar a España
al mundo he muerto
mírame cantando himnos
con mi boca llena de gusanos"
Ladrones de tumbas
mentirosos que volvéis
a hermanos contra hermanos.


Disparad con la esperanza
de hacer huérfanos, viudas
y madres sin hijos
jóvenes pobres matan a
jóvenes pobres mientras
cuentan sus ganancias viejos ricos
¿Qué es la patria, dónde está?
Mi carro de hierro
se hunde más y más
¿Qué es la patria, dónde está?
no hay nada en el mundo
por lo que morir o matar.

"Bla, bla, bla, bla" discursos que dicen
honor, bandera, patria
noble muerte
ellos que no han muerto nunca
aunque merecen
morir mil veces
que hay de honor en
no ver amanecer
piernas destrozadas saltan por el aire
qué hay de noble en
violar, asesinar mientras
las ciudades y los pueblos arden.

No crié a mi hijo
para que sea un soldado
no crié a mi hijo
para que sea un criado
un hombre no nace
para ser un criado
el hombre no nace
para ser un soldado.

1 comentario:

sefloras dijo...

Que grande!
Malditas guerras y malditos aquellos que las hacen, y después ponen tu nombre en un muro para que te recuerden, lo que se dice "justo" homenaje.