domingo, noviembre 25, 2007

Chisss...

El otro día estaba en el trabajo (sitúense en California) hablando con una compañera sobre lo mal que está el sistema sanitario estadounidense. Imaginaros que en la guía de introducción al país nos dicen que siempre vayamos al médico con la libreta de cheques o una tarjeta de crédito. El diagnóstico de un resfriado puede costarte unos 200$, y de ahí para arriba.

Así que contando historias de amigos que se han dejado un dineral en el médico, se me ocurrió comentar que en otros países con menos recursos cualquiera tiene cubierta la sanidad básica mucho mejor.
Yo: "Me parece increíble que te dejen morir si no tienes dinero"
Ella: "Si, lo sabemos"
Yo: "Es verdad, hay estadounidenses que van a Cuba a operarse".
Ella: ¡¡¡Chisss!!!
Y terminó la conversación mientras ella no volvía a mirarme y fijaba la vista en la pantalla como si no hubiera estado hablando conmigo.

Pare el lector y comentarista: antes de impresionarse con el suceso, digno 1984, Un Mundo Feliz o el tratado de Constitución Europea, reflexione sobre lo que hace para evitar que Europa se transforme en un clon de los Estados Unidos de América, tierra de la libertad para elegir entre Pepsi o Cocacola, In-and-out o Burger King.

Y me reitero: el fascismo avanza, si no se le combate. Ser antifascista no es ser un radical.

1 comentario:

sefloras dijo...

Ajajajajaja
Has nombrado al innombrable, seguro que en los colegios si dices Cuba o Fidel te castigan sin recreo XDDD